Propiedades y beneficios del kéfir

Los beneficios del kéfir son muchos y muy buenos para la salud. Las bacterias probióticas que contiene el kéfir, aportan mejoras a nuestro organismo consiguiendo más inmunidad a enfermedades habituales, beneficios contra el cáncer, protección de ciertos órganos y unos huesos fuertes y sanos. A continuación te decimos al completo todos los beneficios.

Los anteriores mencionados son algunos de los efectos positivos que conseguiremos del kéfir. Hay que tener en cuenta que para conseguir extraer todos los beneficios del kéfir debe consumirse habitualmente, es decir, se debe tomar un par de veces a la semana como mínimo (no esperéis conseguir los efectos tomando una sola vez, que Roma no se hizo en un día…).

¿Cuáles son las propiedades y beneficios del Kéfir?

El kéfir tiene innumerables propiedades y beneficios. Desde nuestra web recomendamos su consumo habitual. Además de estar riquísimo aporta una gran cantidad de ventajas en el día a día. ¡Y a los niños les encanta!

Vas a ver un montón de beneficios y propiedades que aporta… y vas a querer probarlo… y te va gustar… esto lo sabemos porque todo el que lo prueba se enamora 😉 . Además de ser fácil de hacer está exquisito. Si te tienes más curiosidad pásate por nuestra tienda de kéfir para ver todos los productos que vendemos.

kefir propiedades1. Elimina el estreñimiento

Uno de los aspectos más destacados del Kéfir es su capacidad para regenerar de forma parcial la flora intestinal, con lo cual facilita el proceso digestivo y contribuye con la eliminación de problemas relacionados con el estreñimiento.

En la actualidad también existe una versión del Kéfir elaborada a base de leche de soja, sin embargo lo que sucede es que este tipo de Kéfir lo que hace es inhibir la tripsina, generando con ello retardos en el proceso digestivo.

2. Cuida nuestro estómago e intestino

No hay que olvidar que una de las mejores propiedades del Kéfir se relaciona con su capacidad para regenerar la mucosa del estómago, por lo cual en muchos casos es de gran utilidad como método auxiliar en los tratamientos de la enfermedad inflamatoria intestinal.

El Kéfir igualmente es ampliamente utilizado para purificar el cuerpo eliminando las sales, metales pesados, antibióticos químicos, limpiar el tracto intestinal y mejora la digestión. Algo que se echa en falta después de unas comidas copiosas.

3.  Remedio natural para las alergias

Otra de las propiedades del kéfir es que sirve como remedio natural para el tratamiento de cualquier tipo de alergia. Las alergias es uno de los problemas más comunes de la sociedad.  Las reacciones alérgicas se ocasionan por las respuestas inflamatorias que se generan contra las sustancias o elementos medioambientales inofensivos. El kéfir tiene una propiedad muy importante que funciona de antiinflamatorio, anulando las reacciones, por ello se eliminan gran parte de los síntomas que provocan las alergias.

4. Trata patologías de la vesícula biliar

En la actualidad se utiliza como auxiliar en el tratamiento de patologías de la vesícula billar, para tratar los cálculos renales, incluso para disolver piedras en la vesícula.

5. Disminuye el déficit de atención e hiperactividad

Ayudar en el tratamiento del trastorno por déficit de atención con hiperactividad, regulando el sistema nervioso y al mismo tiempo mejorando la atención y la concentración.

6. Ayuda en los problemas del sistema cardiovascular

Para las personas que sufren de problemas en el sistema cardiovascular, el Kéfir también les ayudaría con la presión arterial y las placas de ateroma. Puede regular los niveles de glucosa y los lípidos en la sangre, sin mencionar que tiene propiedades antioxidantes y antienvejecimiento.

7. Disminuye los efectos nocivos de los medicamentos

Para aquellos que toman muchos medicamentos, el Kéfir también les beneficiaria ya que disminuye los efectos nocivos de los medicamentos. Se considera un poderoso antibiótico natural, que tiene la ventaja de que no produce efectos secundarios adversos en el organismo.

8. Evita la intolerancia a la lactosa

Su gran ventaja, principalmente para las personas que no toleran los productos lácteos, es que reduce el contenido en lactosa mediante la transformación en ácido láctico, con lo cual se evita la intolerancia a la lactosa.

9. Fuente de vitaminas y proteínas

También es importante destacar que el Kéfir (generalmente el de leche) no solamente es rico en bacterias benéficas para nuestro organismo, sino que además es una fuente poderosa de proteínas, vitamina B12 y calcio.

10. Beneficios en la piel

Uno de los beneficios del kéfir para la piel es que sirve para tratar los eccemas en la piel, aunque en este caso de forma tópica. Además es bueno para eliminar el acné.

11. Otros beneficios del kéfir

El Kéfir tendría la capacidad de aliviar enfermedades tales como la candidiasis, la psoriasis, enfermedades pulmonares, hepatitis, incluso también puede mejorar el metabolismo. Se emplea con frecuencia en el tratamiento contra la gastritis, úlceras, pancreatitis, además para la prevención y el tratamiento del cáncer de colon.

¿A qué se debe que el kéfir tenga todas estas propiedades?

Principalmente se trata de una bebida que contiene bacterias probióticas, además de levaduras que se combinan en una matriz de azúcares, lípidos y proteínas. Los gránulos del Kéfir tienen un parecido a los nódulos que encontramos en una coliflor, aunque en este caso se encuentran envueltos en una matriz polisacárida a la que se le conoce como kefiran, además suelen ser más blandos y gelatinosos.

Debes saber que las principales bacterias que contiene el Kéfir son Lactobacillus acidophilus, así como la levadura. Hay varios tipos de Kéfir:

  • Kéfir de leche
  • Kéfir de agua
  • Kéfir de cabra
  • Kéfir de té, también conocido simplemente como Kombucha.

Hay muchas personas que aseguran que el Kéfir de agua es el mejor, aunque el más conocido y utilizado es el Kéfir de leche.Lo importante de todo es que todos estos tipos de Kéfir te aportan los mismos beneficios ya que tienen la misma microflora.

El Kéfir es ideal sino toleras la lactosa

Hay muchas personas que no toleran la leche o sus productos derivados y por ello siempre están en busca de alternativas saludables que no les ocasionen malestares. El Kéfir es altamente recomendable para este tipo de personas.

Lo que sucede es que al predigerir la leche, se reduce significativamente su contenido en lactosa, que es de hecho la causa principal de la intolerancia. El Kéfir entonces transforma la lactosa en ácido láctico.

¿Sabes lo mejor? Las propiedades nutritivas de la leche no se ven afectadas durante este proceso, ya que de hecho mantiene más o menos las mismas cantidades de proteínas, calcio y grasas. Lo que sí sucede es que se reduce la cantidad de lactosa, además de que se emulsiona de mejor manera la grasa, lo que hace que al final esta bebida sea asimilada y tolerada más fácilmente por las personas que no suelen tolerar la leche.

Por otro lado, la flora del Kéfir se conoce como “Flora de fermentación”. Sus beneficios no solamente se limitan a mejorar el sistema inmunológico. Como ya se hemos mencionado antes, el consumo de Kéfir previene las molestias digestivas, incluso el estreñimiento o la diarrea.

Conservación y reposo de los gránulos de kéfir

Los gránulos de kéfir tienden a mejorar en función del tiempo que se han dejado en la leche. Por ejemplo, cuando se cuela a las 24 horas, la leche del Kéfir provoca un ligero efecto laxante en el organismo, si se deja por más tiempo, lo que sucede es que además se ser mucho más ácida, también adquiere propiedades astringentes.

¡Recomendado! En el apartado de cómo hacer kéfir explicamos al completo la forma más eficiente de cultivarlo hasta hacer yogur. No dudes en echarle un vistazo.

Algunos consejos rápidos que te podemos dar en cuanto a la conservación del mismo:

  • Si se quiere preparar Kéfir en casa, es recomendable que cada dos semanas se retiren los gránulos y el recipiente utilizando agua tibia, no clorada. A continuación se deben dejar en agua mineral durante al menos 12 horas.
  • En caso de que alguno de los nódulos adquiera una apariencia amarillenta, entonces se tiene que desechar de inmediato, manteniendo solamente aquellos nódulos que tengan una apariencia saludable.
  • El Kéfir que sobra puede ser conservado sumergido en la leche, dentro de la nevera. Todo ello con el objetivo de ralentizar su fermentación durante un período de tiempo de entre 4 a 5 días. Por lo general los nódulos no se venden, es posible comprarlos a través de nuestra tienda.
  • Conforme los nódulos van siendo utilizados, estos van creciendo en tamaño. Llega un momento en el cual es necesario retirar los trozos sobrantes, que pueden conservarse o regalar a otras personas.
Propiedades y beneficios del kéfir
Valora el contenido